La Realización

Hay una diferencia muy grande entre lo que tú crees que crees y lo que realmente crees, la prueba la tienes en tu vida, ella es un reflejo de tus pensamientos y tus creencias mas ocultas.
Ahora que llega la Navidad todos estamos comprando como locos lotería y la frase mas oída es “ojalá que me toque” ese es el primer error, hay que decir “me va a tocar”, pero no basta con eso, ojalá fuera todo tan sencillo, debes creértelo de verdad, pensadlo por un minuto sentid o tratad de sentir la emoción de veros con el décimo premiado de Navidad, os da miedo? Sentís un cosquilleo en el estomago que os dice que no es verdad? Este es el gran fallo.
Os lo dice una jejeje que todos los años sueña con que le toque, pero en el fondo algo le decía que no iba a ser ella la agraciada, que se sentaba frente a la televisión para ver como los agraciados gritaban y brindaban, mientras sentía una ganas de llorar locas porque no le había tocado.
Desde un principio estaba negando mi propio deseo, por más que me repitiera a mi misma y a los demás que yo tenía el Gordo de Navidad mi miedo anulaba mis propios decretos.
Este es un ejemplo sencillo, pero sed sinceros y analizad todos los sueños o las situaciones en las que las cosas no salieron como esperabais, dudabais verdad? Yo sí.
Ahora que lo sé y tengo claro que pasaba, nada de mal de ojo, mala suerte, casualidades, etc. Eso son sinónimos de una sola palabra MIEDO, desterrad el miedo a ser felices, a desear que las cosas vayan bien en vuestra vida, a que sois ricos, felices, que tenéis salud, dejad el miedo y los temores atrás y empezad a creer, a decretar, “Yo Soy feliz, Yo Soy la fuerza que hace que cada día en mi vida sea feliz, en armonía con mi mundo y el resto del universo, gracias Dios que me oíste y estas en ello”.
Podéis usar los decretos Yo Soy para cualquier cosa que deseéis, siempre pidiendo que sea en armonía con los demás y dando las gracias. Pero lo más importante es que lo hagáis con fe, sino hay fe estarás repitiendo algo como un loro que no te aportará nada.
Las dudas son muy normales al principio, porque las cosas a veces no son o no vienen como tú las pediste, pero puedes estar seguro que te harán feliz igual y hablo desde la experiencia que estoy teniendo estos días en mi vida, jajaja hasta ahora me parece tonto el haber dudado en algún momento, porque yo también soy como vosotros y todo esto lo conozco desde hace muy poco, pero es lo mejor que me ha pasado nunca, porque me ha devuelto la ilusión y las ganas de seguir soñando.
Gracias por leer a todos y mañana más….

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
ok

Entradas populares