Siempre hay más puertas


Tendemos a observar tanto el problema que no vemos las soluciones ni aunque las tengamos delante, estamos tan "emocionados" que no dejamos espacio para la calma y las ideas necesarias para cambiar la situación.
Y es que es complicado que algo cambie, cuando ni nosotros estamos dispuestos a cambiar, no se puede solucionar algo si mantenemos la misma postura y deseamos que todo siga como siempre, precisamente el problema esta por mantenernos en una misma posición y no avanzar.
La crisis llega cuando después de un tiempo en negarnos a cambiar no nos queda otra pues todo nos empuja a salir de la zona de confort y empezar a reaccionar de otro modo.
Así cuando nos calmamos y confiamos en que la solución llegará, es como cuando nos volvemos locos buscando las llaves y cuando dejamos de buscar aparecen...
Enfocate en el resultado final que deseas, no en lo que no te gusta de lo que estas viviendo y pronto tu realidad habrá cambiado... Si quieres...
Graciass
Eva

Comentarios

Qué es Feng Shui