Cuento Zen Piedras Mentales


Cuento Zen Piedras mentales
Angustiado, el discípulo acudió a su maestro y le preguntó:
- "¿Cómo puedo liberarme, maestro?"
El maestro contestó:
- "Amigo mío... ¿y quien te ata?"
En realidad al final nuestras preocupaciones son nuestras, nosotros las creamos al enfocarnos en lo que no queremos, en vez de buscar soluciones.
Nuestras interpretaciones son nuestras, nadie puede ofendernos si no nos damos por ofendidos.
Cuantas más piedras cargues en tu mente, más problemas te van a generar tus pensamientos limitantes.
Suelta, ábrete, ves ligero en tus interpretaciones y serás libre.
Feliz día!!! Graciasss 
www.elsecretollegoamivida.com

0

Qué es Feng Shui