Uso imágenes

Si en algún momento, aparece una imagen con Derechos de Autor, te agradezco me informes para retirarla cuanto antes o proceder a informar de su Autor si me dejas usarla.
Todas las imágenes que uso pongo su procedencia si la conozco, el resto son de páginas que permiten su uso.
Muchas gracias
Eva

Formulario de contacto para dudas

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Me doy permiso para Amarte- Joaquin Argente

Hoy comparto con vosotros este texto que publicó Victoria Paz ♥ Red de Luz ♥ en Facebook y que me dió permiso para publicarlo.
Gracias Paz....

Me doy permiso para amarte.

Me doy permiso para
separarme de personas
que me traten con brusquedad,
presiones o violencia.

No acepto ni la brusquedad
ni mucho menos la violencia
..de nadie.

Las personas bruscas o violentas
quedan ya,
desde este mismo momento
fuera de mi vida.


Soy un ser humano
que trata con consideración
y respeto
a los demás.
Merezco también
consideración
y respeto.

Me doy permiso para
no obligarme a ser
“el alma de la fiesta”,
el que pone el entusiasmo
en las situaciones, ni ser la persona
que pone el calor humano en el hogar,
la que está dispuesta al diálogo
para resolver conflictos
cuando los demás
ni siquiera lo intentan.

No he nacido para entretener
y dar energía a los demás
a costa de agotarme yo:
no he nacido para estimularles
con tal de que continúen a mi lado.

Mi propia existencia, mi ser;
ya es valioso.
Si quieren continuar a mi lado
deben aprender a valorarme.
Mi presencia ya es suficiente:
no he de agotarme haciendo más.
Me doy permiso para
no tolerar exigencias
desproporcionadas
en el trabajo.

No voy a cargar
con responsabilidades
que corresponden a otros
y que tienen tendencia
a desentenderse.
Si las exigencias
de mis superiores
son desproporcionadas
hablaré con ellos
clara y serenamente.

Me doy permiso para
no hundirme las espaldas
con cargas ajenas
Me doy permiso para dejar que se desvanezcan los miedos
que me infundieron mis padres y las personas que me educaron.

El mundo no es sólo hostilidad, engaño o agresión:
hay también mucha belleza y alegría inexplorada.
Decido abandonar los miedos conocidos
y me arriesgo a explorar las aventuras por conocer.
Más vale lo bueno
que ya he ido conociendo
y lo mejor
que aún está por conocer.

Voy a explorar sin angustia.
Me doy permiso para
no agotarme
intentando
ser una persona excelente.

No soy perfecto,
nadie es perfecto
y la perfección es oprimente.

Me permito rechazar las ideas
que me inculcaron en la infancia
intentando que me amoldara
a los esquemas ajenos,
intentando obligarme
a ser perfecto: un hombre sin fisuras,
rígidamente irreprochable.
Es decir: inhumano.

Asumo plenamente mi derecho
a defenderme,
a rechazar la hostilidad ajena,
a no ser tan correcto como quieren;
y asumo mi derecho
a ponerles límites y barreras
a algunas personas sin sentirme culpable.
No he nacido para ser
la víctima de nadie.

Me doy permiso para
no estar esperando alabanzas,
manifestaciones de ternura
o la valoración de los otros.

Me permito no sufrir angustia
esperando una llamada de teléfono,
una palabra amable
o un gesto de consideración.
Me afirmo como una persona
no adicta a la angustia.
Soy yo quien me valoro,
me acepto
y me aprecio
No espero a que vengan
esas consideraciones
desde el exterior.
Y no espero encerrado o recluido
ni en casa,
ni en un pequeño círculo de personas
de las que depender.
Al contrario
de lo que me enseñaron
en la infancia,
la vida es una experiencia
de abundancia.

Empiezo por reconocer mis valores,
Y el resto vendrá solo.
No espero de fuera.

Me doy permiso para
no estar al día
en muchas cuestiones de la vida:
no necesito tanta información,
tanto programa de ordenador,
tanta película de cine,
tanto periódico, tanto libro,
tantas músicas.

Decido no intentar absorber
el exceso de información.
Me permito no querer saberlo todo.
Me permito no aparentar
que estoy al día en todo
o en casi todo.

Y me doy permiso para saborear
las cosas de la vida
que mi cuerpo y mi mente
pueden asimilar
con un ritmo tranquilo.
Decido profundizar
en todo cuanto ya tengo y soy.
Con lo que soy es más que suficiente.
Y aún sobra.

Me doy permiso para
ser inmune
a los elogios o alabanzas
desmesurados:
las personas que se exceden
en consideración
resultan abrumadoras.
Y dan tanto
porque quieren recibir
mucho más a cambio.
Prefiero las relaciones
menos densas.
Me permito un vivir con levedad,
sin cargas ni demandas excesivas.
No entro en su juego.



Me doy el permiso más importante de todos: el de ser auténtico.
No me impongo soportar situaciones y convenciones sociales que agotan,
que me disgustan o que no deseo. No me esfuerzo por complacer.


Si intentan presionarme para que haga lo que mi cuerpo y mi mente
no quieren hacer, me afirmo tranquila y firmemente diciendo que no.
Es sencillo y liberador acostumbrarse a decir “no”.

Elijo lo que me da salud y vitalidad. Me hago más fuerte y más sereno
cuando mis decisiones las expreso como forma de decir lo que yo quiero
o no quiero, y no como forma de despreciar las elecciones de otros.

No me justificaré: si estoy alegre, lo estoy; si estoy menos alegre, lo estoy;
si un día señalado del calendario es socialmente obligatorio sentirse feliz,
yo estaré como estaré.

Me permito estar tal como me sienta bien
conmigo mismo y no como me ordenan
las costumbres y los que me rodean:
lo “normal” y lo “anormal”
en mis estados emocionales
lo establezco yo.


... me doy permiso para amarlos. Victoria Paz.

Me doy permiso para...
Autor: Joaquín Argente


Gracias y Feliz Lunes .....

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Tantos permisos... que al final te quedarás sol@.
Eva ha dicho que…
Jajajjaa Gracias....prueba a ver que ocurre igual te llevas una sorpresa....
Anónimo ha dicho que…
Muchas gracias por publicar algo tan bello y tan util para tener una mejor calidad de vida. Joaquin Argente es un gran ser humano, lleno de sabiduria.
Anónimo ha dicho que…
Me ha encantado y realmente me siento muy reflejada en muchas frases,es cierto que esos permisos personales están muy bien y aportan mucha libertad personal, pero también es cierto que la mayoría de la gente no es así, y no lo entiende a menos que te muevas en círculos específicos con gente que piense como tú.
La gran mayoría están atrapados en dogmas, costumbres, tradiciones y no quieren o no se atreven a ser diferentes, a ser ellos mismos, a ser auténticos.

La mayoría no acepta que tu lleves una vida tan libre y de alguna forma te marginan o te marginas tú mismo al no compartir forma de vida o ideas, por lo tanto el sacrificio es grande, y es muy cierto que en ocasiones te puedes ver solo/a porque poca gente es capaz de seguirte.
Eva ha dicho que…
Hola... Bueno yo sólo puedo decirte que los demás terminan siendo como nosotros esperamos que sean, a mi me pasó que al principio de empezar a aplicar la ley de atracción, por arte de "magia" aquellos que no estaban en la misma linea de pensamiento que yo fueron cambiando de parecer o desapareciendo de mi vida (cierto que algunos han vuelto con el tiempo porque su manera de pensar ya es afin a la mia jejejeje otros no se que paso...), tambien por arte de "magia" (lo pongo entre comillas pues no hay magia es la Ley de Atracción en estado puro)empezaron a aparecer personas acorde con mis nuevas vibraciones, pensamientos y creencias.
Cierto que siempre hay alguien que pone en duda todo lo que yo creo, bien, es genial porque hace que me reafirme mas en mis creencias, además puedo decirte que he pasado de ser una persona que "discutia" cualquier tema en el que creyera tener raón a no tener la necesidad de discutir, doy mi punto de vista y si lo comparten genial, si no lo comparten... bueno alla ellos que se lo pierden...
Prueba a mantener tus creencias sin importar si los demás las comparten y verás los cambios... En muchas ocasiones los demás no hacen mas que reaccionar a nuestras opiniones de manera negativa pues se sienten atacados, ya que sin darnos cuenta podemos resultar autoritarios para ellos esperando convencerles, cuando no tratas de convencer, ni manipular, simplemente compartes es cuando el otro reacciona...
Graciass

Entrevista Cope Ibiza y Formentera sobre Feng Shui

Entradas populares