Credo Optimista

Prométete a ti mismo:

  • Ser tan fuerte que nada pueda perturbar tu paz interior.
  • Hablar de salud, felicidad y prosperidad, con todas las personas que conozcas.
  • Lograr que todos tus amigos sientan que hay algo valioso en ellos.
  • Mirar el lado luminoso de todas las cosas y hacer que tu optimismo se vuelva realidad.
  • Pensar sólo en lo mejor, trabajar sólo por lo mejor y esperar sólo lo mejor.
  • Ser tan entusiasta respecto al triunfo de los otros como del propio.
  • Olvidar los errores del pasado y concentrarte en los grandes logros del futuro.
  • Tener siempre un semblante alegre y dar una sonrisa a cada criatura viviente con la que te encuentres.
  • Invertir tanto tiempo en tu mejoramiento que no tengas tiempo para criticar a los demás.
  • Ser muy grande para lamentarte, muy noble para enojarte y muy feliz, para preocuparte.
  • Pensar bien de ti mismo y proclamarlo al mundo, no en voz alta pero sí con hechos concretos.
  • Vivir en la fe de que todo el mundo está de tu lado mientras seas fiel a lo mejor que hay en ti mismo.


Nota: El credo optimista fue publicado por primera vez en 1912 en el libro Your Fortes and How to Use Them (Tus fuerzas y cómo usarlas), de Christian D. Larson. Una versión resumida es la que se utiliza actualmente en la Internacional Optimista, un grupo mundial dirigido a lograr cambios positivos en el planeta.

Extracto del libro La Llave de Joe Vitale.

Gracias.....

Comentarios

Qué es Feng Shui